Consejos de su Electricista.


Las instalaciones eléctricas mal cuidadas, constituyen un factor de riesgos de accidentes eléctricos, además de representar un desperdicio de energía.

Una manera de detectar el mal estado de la instalación, es a través de los puntos calientes, que indican que en esa zona, el cableado se encuentra en mal estado. En ese caso, es recomendable reemplazar la sección de cable, o en caso de que el estado de la instalación sea similar, reemplazarla toda. Esta tarea debe hacerla alguien experimentado, o un técnico.

Las fugas a tierra, se detectan apagando todos los aparatos del hogar, y comprobando que el medidor de consumo, está detenido, de lo contrario, tendremos una fuga. Es necesario en estos casos, consultar con un técnico, pues posee los instrumentos para detectar el origen de la fuga.

Nunca se debe conectar varios electrodomésticos en un mismo tomacorriente, porque esto sobrecarga la instalación, lo cual produce sobrecalentamiento, y también una operación deficiente, corto circuitos, posibles interrupciones por sobrecarga del medidor, y a la larga, deterioro de los aparatos.

En caso de corto circuito, debe desconectarse inmediatamente el aparato responsable del mismo. Si la instalación tiene un interruptor termomagnético, se restablece la corriente. Cuando la instalación tiene cortacircuitos y fusibles, se procede a reemplazar el fusible dañado, y se restablece la corriente. El aparato causante del cortocircuito, debe ser reparado antes de volver a usarlo.

Cuando los cortacircuitos y fusibles tienen problemas, deben ser reemplazados, nunca reparados provisionalmente.

Es mejor no mantener encendidos, electrodomésticos que no se estén usando (televisores, DVD, equipos de audio, etc). Esto, además de representar un desperdicio de energía, provocan el envejecimiento prematuro de los aparatos.

Cuando la casa queda sola, es mejor apagar todos los electrodomésticos, pues el piloto del STANDBY, consume energía, que es mínima, pero que acumulada suma al gasto, además representa un riesgo.

Mantener limpios los electrodomésticos, sobre todo los de la cocina, evita consumo extra de energía, y riesgos de accidentes.

Seguir las instrucciones de fabricantes, en cuanto al uso y mantenimiento de los aparatos eléctricos.

Revisar y reparar, todo aparato que al ser conectado produzca chispas o caliente el cable.

Apagar todos los aparatos que producen calor, antes de terminar de utilizarlos (calefactores, planchas, planchas para el cabello, ollas eléctricas, calefactores de cama, etc), puesto que el calor acumulado, permanece un rato más, y podemos aprovecharlo, con el consiguiente ahorro de energía.

Ser cuidadoso en el manipuleo de los cables de los electrodomésticos. Nunca tirar de ellos para desconectar el aparato, hacerlo por la ficha, esto evitará accidentes, y prolongará la vida útil del aparato.